Carnaval de Riosucio (Caldas)

Cantos de Trabajo de Llano
30 octubre, 2019
Cuadrillas de San Martín, que se desarrollan en el municipio de San Martin, Meta
30 octubre, 2019

Memoria colectiva, herencia y recreación lúdica de la nación mestiza

Fue declarada Patrimonio Cultural de la nación mediante la Ley 838 de 2003 del Congreso de la República.

La celebración en torno al Diablo como figura central para festejar la vida, la alegría, la amistad, la sátira y la burla, se aprecia en todo su esplendor a través de este carnaval. Es todo un deleite admirar la estructura triétnica de la región por medio de los rasgos distintivos de la figura del diablo: los cachos, la cola y el tridente. Existen tres momentos cruciales que constituyen la esencia de la festividad: – En la Preparación, se instala la República Carnavalera y los Decretos, – La Sanción es un montaje teatral realizado para indicar al pueblo que ya está preparado para la gran celebración, y -la  Consumación permite vivir el Carnaval en pleno y es allí donde se manifiesta toda la creatividad de las comparsas.

Los preparativos de una celebración lúdica alrededor de la figura del Diablo para homenajear la vida, y todas sus emociones, son un reflejo de armonía social y prácticas de convivencia pacífica que fortalecen los procesos locales de construcción del tejido social de una comunidad. El carnaval es la mejor excusa para configurar la identidad del municipio a través de los procesos creativos, organizativos, productivos y estéticos tan necesarios para la gestación de un evento de tal envergadura.

Esta emblemática celebración tiene lugar en el municipio de Riosucio, departamento de Caldas.