Gualíes, alabaos y levantamientos de tumba, ritos mortuorios de las comunidades afro del municipio del Medio San Juan

«Cuadros vivos» de Galeras, Sucre
30 octubre, 2019
Manifestación cultural silletera del territorio de Santa Elena, de los municipios de Medellín, Guarne, Envigado y Rionegro (Antioquia)
30 octubre, 2019

Encuentro con el mundo espiritual, Cantos y ritos del Medio San Juan, legado  afro descendiente

El conjunto de cantos y ritos en torno al deceso de un individuo se aprecia en su más profundo sentir a través de esta manifestación. Cada elemento de la tradición tiene un significado especial en el proceso de acompañar el alma del difunto hacia la eternidad. Los gualíes son recitales, cantos y juegos que tienen lugar por una o más noches durante el velatorio de un niño, posee un carácter alegre y omite el llanto por la muerte de un niño sin pecado que pasa a ser un ángel. Los alabaos son cantos corales de alabanza generalmente interpretados desde un profundo sentir, sin instrumentos y en contextos fúnebres, por lo que se convierten en cantos de velorio para adultos. 

La muestra del encuentro con el mundo espiritual ha facilitado la transmisión y fortalecimiento de valores sociales y principios espirituales basados en la unión, la solidaridad y el acompañamiento a los seres queridos, vivos y muertos. Esta tradición es fundamental en la construcción de un sentido de comunidad, puesto que a través de los ritos se afirma la solidaridad en torno a un miembro comunitario que se encuentra experimentado el dolor de la pérdida de un ser querido, cuya partida convoca de forma inmediata tanto a familiares, como vecinos, amigos y allegados quienes, a través del canto y demás elementos de los ritos, procuran aliviar y manejar el dolor, facilitando una sanación emocional -individual y colectiva-. 

Esta práctica de alivio y acompañamiento en el manejo del dolor por la muerte de un ser querido es fundamental en la construcción de un sentido de comunidad, puesto que a través de estos ritos mortuorios se afirma la solidaridad en torno a un miembro comunitario que se encuentra experimentado el dolor de la pérdida de un ser querido. Los ritos mortuorios en su conjunto, apoyan a los dolientes, dándoles la seguridad que sus seres queridos serán acompañados a un mejor lugar después de la muerte. De esta forma, aporta a generar un bienestar comunitario puesto que ayuda a manejar la crisis de la pérdida de un ser querido.